• Facebook Social Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 Mary Valdés Psicóloga & Coach

Acerca de mí:

  • Mamá de dos maravillosos maestritos

  • Inseparable compañera de mi bicicleta 

  • Fotógrafa amateur que le hace el intento

  • Pienso que el chocolate y una copa de vino nacieron para estar juntos

  • Adoro dormir en carpa, hacer deporte y a mi familia

  • Pierdo más tiempo del que querría buscando las llaves, el celular y/o los anteojos

  • Lectora voraz y golosa (nunca serán suficientes los libros en mi velador)

 

¿Un poco más?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muy seguido me preguntan: “¿Y cómo es que llegaste a ser una Coach de Vida? ¿Y sólo de mujeres?”

Cada una de las experiencias que he vivido me han ayudado a estar hoy trabajando en lo que por lejos más me apasiona y motiva en la vida: empoderar a las mujeres a que desarrollen la mejor versión de ellas mismas, incentivándolas y enseñándoles a usar los talentos que las hacen únicas para dejar huella en cada una de las relaciones que establecen en el mundo.

Quienes me conocen saben que soy una mujer que desde chica he cultivado una insaciable curiosidad por el potencial humano. Yo quería saber qué es lo que hace que algunas personas vivan vidas realmente felices, exitosas y creativas. ¿Por qué algunas personas despertaban entusiasmadas por el día y la vida que les esperaba por delante mientras para otras esa misma situación se les hacía cuesta arriba?

Y por supuesto, todo lo que aprendía lo aplicaba a mí misma y a mis cercanos, siempre impulsada por el deseo de que tanto yo como quienes me rodearan pudieran vivir en su máximo potencial, sacando el mayor partido a la gran oportunidad que tenemos de estar vivos.

Además, siempre me he caracterizado por ser una apasionada por una multitud de cosas en apariencia inconexas: fotografía, teatro, psicología, espiritualidad, coaching, terapias alternativas, alimentación saludable, deporte, finanzas, meditación, liderazgo… sólo por nombrar algunas ;)

Y esta característica fue hasta hace muy poco tiempo mi karma. Me sentía “defectuosa” por no encajar en el modelo del “especialista” que se apasiona con un tema y lo desarrolla en profundidad hasta convertirse en experto. ¡Yo era completamente lo opuesto! Cuando sentía que ya había captado la esencia del asunto en cuestión me aburría y era nuevamente atrapada por otro tema completamente diferente. Picoteaba y picoteaba de todo un poco, haciendo conexiones entre temas que aparentemente no tenían nada que ver. Y esto me hacía cuestionarme constantemente si no había algo malo en mí.

Hasta que comprendí que las personas podemos llegar a ser muchas cosas diferentes en la vida. Tenemos un potencial inmenso y eso es lo que me motiva cultivar.

Y un día me dije: "¿Y qué tal si no hay nada malo en mí?, ¿qué tal si lo que soy es una multi-apasionada? ¿qué tal si en vez de desacreditarme a mí misma por eso, lo tomo como una fortaleza y lo uso para ayudar a otros a generar un cambio en el mundo?

 

Ese fue el primer paso para descubrir mi misión en esta vida: usar mis conocimientos cosechados en años y años de estudio, trabajo personal y con otros, para marcar una diferencia positiva en la vida de las mujeres con las que trabajo. Ayudarles a cambiar sus vidas para cambiar el mundo. Ayudarles a balancear las múltiples áreas y roles (relaciones, salud, trabajo, familia, amor, espiritualidad, ocio,…) y así despertar su máximo potencial, de manera que puedan levantarse cada día entusiasmadas por la vida que están construyendo.

Cuando me preguntan, “Mary, ¿y qué es específicamente un Coach de Vida?”. Mi respuesta más simple y completa sería: “Un guía que te ayuda a convertirte en una mujer más segura de lo que quieres, más efectiva y más feliz en tus relaciones tanto contigo misma como con las demás personas”.

Y si aún no es suficiente, acá va el resumen (más aburrido eso si) de mi formación y experiencia