• Facebook Social Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 Mary Valdés Psicóloga & Coach

“Trabajar con Mary fue un proceso maravilloso, donde pude yo misma darme cuenta que las herramientas para manejar mi vida dependen de mí y de nadie más. Darme cuenta que soy única y por tanto, muy valiosa. Si mi interior está conforme y en paz, se irradia una energía diferente y todo resulta mejor. Fue increíble poder ir conociéndome y guiando mi proceso para poder convertirme en una mejor persona y ser capaz de aprovechar mis capacidades al 100%”.

Carolina, 35 años

 

“Tener a Mary de coach me ayudó a volver a sentirme orgullosa de mi misma. Ahora siento que todos los días aprendo algo nuevo de las personas que me rodean. Miro, observo, pienso y analizo. Me siento más empoderada que nunca y con ganas de entregar mi buena onda a la gente que me ayuda a que mi día sea increíble.

Aprendí que todo está en uno… aunque sea difícil comprenderlo cuando las cosas se ven mal. Es uno la que puede hacer de un problema una instancia de aprendizaje, entender la situación y aprender de los errores. La clave está en dejar de sentirse culpable y dejar de culparse por todo. Plantearse desafíos todos los días para intentar ser una mejor persona y solo irradiar cosas positivas.”

Andrea, 41 años

 

“Mary me ayudó a pillarme, a conocerme, a entender las trampas que me hago día a día y poder mirarlas con perspectiva, para poco a poco irlas cambiando y dejándolas atrás. Me di cuenta de que suelo ocupar el rol de víctima y la verdad, es bastante al revés. Abrir los ojos a eso fue un gran paso, poder ver y no sólo mirar.

Saber que hay alguien apoyándote todo el tiempo es increíble y hace el proceso harto más rápido. Eso te da herramientas e inspiración para poder seguir adelante.

Desde que empecé el proceso he mejorado bastante mi autoestimo y autoimagen, me siento mejor y entendí que todo cambio necesita de elecciones y disciplina, algo que no tenía y que ahora poseo.”

Paula, 26 años

 

“Gracias a los conocimientos, ejercicios y apoyo de Mary, me di cuenta de que en verdad soy una gran mujer.  Siento que ahora estoy parada en una mejor vibración. Estoy orgullosa de haberme dado el tiempo de invertir en mí, de estar sola y descubrir qué es lo que yo necesito para recargarme.

Estoy orgullosa de haberme atrevido a salir de la zona de confort y dejar de echarle la culpa a terceros o al universo por mis malas decisiones y resultados. Hoy sé que lo que quiero lograr depende de mí. Fue muy importante poder aclarar qué es lo que quiero y derribar las barreras que me impedían llegar a eso. Tantas gracias!”

Ignacia, 30 años

 

"Aprendí a creerme el cuento, a disminuir un poco esa mega culpa de madre/trabajadora que tengo. De saber y aceptar cuales son mis decisiones, de ayudarme a ordenar mis ideas de tal manera de poder darme cuenta de que uno es el que finalmente decide. Me ayudó mucho la manera como enfocábamos las conversaciones: parar, ordenar los temas, re pensarlos. Una real guía. Además, me encantaron los trabajos/notas que me mandaba, eso a uno como que la “obligaba” a seguir."

 

Paz, 38 años

"Descubrí el tipo de mujer que quiero ser, que soy y que puedo llegar a ser. Cuando empecé el programa me sentía como una niña que no era capaz de nada, tenía tanto miedo, estaba muy triste y de verdad que no sabía si iba a poder salir de la pena.
Con Mary, aprendí a estar orgullosa de mi misma, y reconocer que soy capaz de mucho. Fue muy importante para mí sentir que todo lo que decía lo decía con una seguridad impresionante, que se notaba que sabía lo que estaba haciendo. 

Hoy tengo la sensación de que lo peor ya pasó, y de que estoy preparada para muchos golpes… lo que hace que tenga menos miedo a tomar ciertos riesgos. Sí, se que me va a doler, pero al menos no voy a tener esa sensación de “no saber si voy a salir de esta”.

Beatriz, 26 años