Si estás buscando el amor, tienes que saber esto

El otro día estaba con unas vecinas y nuestros niños en la plaza cuando vimos pasar una pareja de abuelitos muy acaramelados de la mano. A todas nos brotó espontáneamente un suspiro lleno de admiración y ganas de llegar así mismito a esa edad con nuestros respectivos. Nos quedamos disfrutando ese silencio que se produjo hasta que una rompió el hechizo con la siguiente frase: “Qué suerte llegar así a esa edad”. A lo que otra inmediatamente respondió: “Seguro es su cuarto o quinto matrimonio… jajaja”. En eso llegaron nuestros niños peleando por una pala y la imagen de esa pareja de abuelitos enamorados se desvaneció. Días después tuve la buena suerte de toparme con la mujer comprando verduras

La pregunta (incómoda) que todas nos deberíamos hacer

Les voy a confesar algo. Algo que me da mucha vergüenza compartir, pero creo que puede ayudar a otras mujeres a saber que no están solas. Antes de tener a mi segunda hija, si miraba mi vida me daba cuenta de que tenía todo: amor, salud, amigos, trabajo, un hijo maravilloso y otro en camino, una casa que adoro, viajes,… Pero en el fondo, bien en el fondo, algo me faltaba. Y eso me hacía sentir insaciable y aparecía la culpa. “¿Cómo puedo ser tan mal agradecida?” pensaba. Eso que quería no tenía nada que ver con tener una casa más grande o un auto más moderno. No. Eso que quería tenía que ver con que yo sabía que podía dar más y no lo estaba haciendo. Algo dentro de mí me decía “Mary, tienes m

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Instagram Social Icon

© 2018 Mary Valdés Psicóloga & Coach

  • Facebook Social Icon
  • Black Instagram Icon